EEUU convirtió a Ucrania en el mayor centro de pruebas de armas bacteriológicas, afirma microbiólogo

Moscú, 12 mar (SANA)  EEUU hizo de Ucrania el mayor centro de pruebas para la guerra bacteriológica, en violación de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas y Toxínicas, sostuvo el microbiólogo Ígor Nikulin, exmiembro de la Comisión de la ONU para las armas biológicas y químicas.

“Ucrania, de hecho, fue convertida en el mayor centro de pruebas de tecnologías vinculadas a las armas bacteriológicas”, dijo el experto a la agencia Sputnik.

Nikulin señaló que los estadounidenses ensayaron en Ucrania sus avanzadas tecnologías relacionadas con las armas bacteriológicas en humanos, animales y plantas.

Desde 2014 en ese país, consignó, se registraron brotes de varias enfermedades e incluso epidemias locales.

“Surgieron la peste neumónica, el ántrax y enfermedades exóticas como la fiebre Q (…) Estamos ante una violación a gran escala de la Convención para la Prohibición de las Armas Bacteriológicas y las Toxínicas por parte de Estados Unidos y Ucrania. Esos países desarrollaron, produjeron y almacenaron nuevos tipos de armas, infringiendo los tres pilares de la convención”, enfatizó.

En Ucrania, remarcó, se prepararon cientos de litros de líquido para cultivar patógenos peligrosos. “Está claro que era producción industrial y no de laboratorio”, alertó.

El 8 de marzo, el Ministerio de Exteriores de Rusia informó que se habían hallado documentos de la red de laboratorios que operaban en Ucrania y que sustentaban las quejas contra Estados Unidos por las violaciones de la Convención para la Prohibición de las Armas Bacteriológicas y las Toxínicas (CABT).

En concreto, la documentación capturada revela que los laboratorios ucranianos destruyeron apresuradamente patógenos altamente peligrosos de la peste, ántrax, tularemia, cólera y otras enfermedades mortales el 24 de febrero, el mismo día que las fuerzas de Rusia iniciaran una operación especial en ese país.

Según los documentos, la financiación se realizaba a través de una agencia militar estadounidense denominada DTRA. En la trama también estaba implicada una organización conocida como Eco Health Alliance, con sede en Nueva York, que recibió casi cuatro millones de dólares entre 2014 y 2019 para recoger muestras del coronavirus de murciélago en China.

El informe del Ministerio ruso consigna además que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN habrían estado creando agentes biológicos capaces de atacar de forma selectiva a determinados grupos raciales.

Otro de los proyectos denominado UP-4 estudiaba la posibilidad de usar a las aves migratorias para propagar enfermedades peligrosas como la gripe aviar H5N1, cuya letalidad alcanza el 50 por ciento en los humanos, así como la infección Newcastle, una enfermedad altamente contagiosa que afecta a las aves.

Fuente: Sputnik

Check Also

Antonov: EE.UU intensifica deliberadamente el conflicto al suministrar armas al régimen de Kiev

Washington, 04 feb (SANA) El embajador de Rusia en Washington, Anatoly Antonov, calificó de una …