Las columnas del Templo de Júpiter narran parte de la historia de la civilización en Damasco

Damasco, SANA

En Damasco, la capital más antigua del mundo continuamente habitada, cada lugar cuenta algunos aspectos de la civilización y los visitantes pueden encontrar monumentos históricos que se remontan a miles de años.

Al visitar su famosa Mezquita Omeya, Ud. Podrá ver una serie de columnas y arcos que son los restos del Templo romano de Júpiter.

“Estas columnas son los restos de un antiguo templo construido por los arameos para adorar a Hadad, “dios de la fertilidad, las tormentas eléctricas y la lluvia” a principios del primer milenio a. C.,”, afirma Hammam Saad director adjunto de exploración y documentación en la Dirección General de Antigüedades y Museos.

Saad agrega que en la era romana, el templo fue reconfigurado y expandido bajo la dirección del arquitecto Apolodoro, nacido en Damasco, y recibió el nombre de Templo de Júpiter.

A comienzos del siglo IV d.C, el templo fue separado de la ciudad por dos masas de muros, dijo Saad, y agregó que las paredes del segundo grupo rodeaban el santuario del templo original de Júpiter, el templo romano más grande de Siria que aún permanece en pie parcialmente y se encuentran al oeste de la Mezquita de los Omeyas, donde aparecen las columnas romanas con las coronas corintias y la parte frontal del arco principal.

E. Dubian/ Riad Sh.

Check Also

Convoy de ayuda humanitaria entra en el municipio de Hajin

Deir Ezzor, SANA El reportero de SANA informó que un convoy de ayuda humanitaria ingresó …