“Algunos países usaron las drogas como una de sus herramientas terroristas contra Siria”

“El problema de las drogas ha crecido en los últimos años debido al despliegue de organizaciones terroristas apoyadas por varios países en algunas zonas fronterizas y la actividad de grupos criminales transfronterizos, lo que creó un ambiente propicio para el transporte, contrabando y promoción de las drogas”

Viena, 10 dic (SANA) El representante permanente de la República Árabe Siria ante la Oficina de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales en Viena, el embajador Hassan Khaddour, dijo hoy que algunos de los países involucrados en llevar el terrorismo a Siria usaron las drogas como una de sus herramientas para imponer su terror.

La denuncia del diplomático fue manifestada en sus palabras pronunciadas ante el trigésimo primer período de sesiones del Comité Especial de Prevención del Delito y Justicia Penal que celebra sus reuniones en las Naciones Unidas, en Viena.

“El problema de las drogas ha crecido en los últimos años debido al despliegue de organizaciones terroristas apoyadas por varios países en algunas zonas fronterizas y la actividad de grupos criminales transfronterizos, lo que creó un ambiente propicio para el tráfico, contrabando y promoción de las drogas”, dijo el diplomático.

Agregó que los grandes ingresos financieros obtenidos contribuyeron a la financiación de estas organizaciones terroristas, y reiteró que existe una estrecha relación entre el terrorismo, el crimen organizado y el narcotráfico.

Aclaró que “Siria es un estado parte de la mayoría de los instrumentos internacionales relacionados con la lucha contra las drogas, su contrabando y su uso con fines no médicos, y se empeña siempre a actualizar y desarrollar sus leyes nacionales de acuerdo con los acuerdos internacionales.

Exigió el levantamiento de las medidas coercitivas unilaterales impuestas a Siria y reiteró su compromiso con la implementación de los tratados internacionales pertinentes.

Según el embajador Khaddour, Siria otorga gran importancia a la estrecha cooperación con la Oficina de las Naciones Unidas para la Lucha contra las Drogas y el Delito en Viena, y espera que esta oficina se involucre más en el trabajo y la cooperación con Damasco, tomando en cuenta las circunstancias generadas desde 2011.

Recordó que los actos terroristas tuvieron como objetivo los departamentos de asuntos civiles y provocaron la destrucción de su infraestructura y el consiguiente robo de documentos de identidad y pasaportes que las organizaciones terroristas utilizaron para moverse, lo que constituye una verdadera amenaza a la seguridad.

“Las condiciones de la guerra en Siria y la imposición de medidas coercitivas unilaterales sobre ella por parte de la Unión Europea y Estados Unidos dieron como resultado oleadas de desplazamiento de la población a tierras de países vecinos, a lo que siguió el fenómeno de trata de personas, especialmente niños, en campamentos de refugiados designados por algunos países para albergarlos”, explicó.

En este contexto agregó que las tasas de delincuencia organizada y trabajo infantil aumentaron en estos campamentos, mientras la trata de niñas sirias menores de edad requiere el desarrollo de un plan de acción serio e inmediato para proteger a los sirios que viven en esos campamentos y ayudarlos a regresar a sus hogares y eliminar los procedimientos ilegales de una manera que ayude a brindarles condiciones de vida y desarrollo.

fm/sm

Check Also

Siria: Misión de Investigación de la OPAQ siguió un camino erróneo y poco profesional

Nueva York, 7 feb (SANA) El representante permanente de Siria ante las Naciones Unidas, el …