Rusia y el respaldo a Siria. (artículo de opinión)

Damasco, SANA

Hace exactamente cinco años y a solicitud del presidente Bashar Al Assad, Rusia concretó el respaldo militar a Siria ante una guerra impuesta sin precedentes en el Oriente Medio.

A partir del 30 de septiembre del 2015, tras una preparación discreta y minuciosa, las fuerzas aeroespaciales rusas apoyaron al Ejército sirio para enfrentar a más de un centenar de grupos extremistas utilizados como tropa de choque.

Asesores rusos, tropas especiales y técnicos fueron asignados hasta la formación de batallón a las fuerzas armadas de esta nación del Levante, equipadas esencialmente con armamento de la antigua Unión Soviética y preparadas para enfrentamientos convencionales no irregulares.

Ante el veto de Moscù y Beijing en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el 2012, Washington y sus aliados apelaron a otra forma de agresión aparentemente indirecta pero que se había planificado por la administración de Barack Obama con similares características a la ejecutada contra Iraq.

En cinco años de intensos combates, el apoyo táctico y estratégico ruso permitió a Siria asumir el control del 90 por ciento del territorio nacional invadido por más de 60 mil efectivos extremistas y alcanzar una política de reconciliación en una cifra mayor a los dos mil 500 poblados, entre otros logros.

Con el concurso de los especialistas rusos fueron mejorados los grupos blindados compuestos de tanques T 62 y T 72, los sistemas artilleros y de misiles tácticos y estratégicos y la asimilación de tácticas de combate en zonas urbanas.

De igual forma, la aviación siria, formada sobre la base de los cazas tipo Mig y Suhkoi, además de helicópteros Mi 24 y KA 52, recibieron modernizaciones adecuadas y permitieron la actuación en conjunto con las aeronaves rusas.

Siria mejoró y adoptó nuevas formas para el combate nocturno, las operaciones de pequeñas unidades en áreas urbanas y desérticas que permitieron además, la aniquilación de más de tres mil objetivos terroristas, incluidos almacenes, puntos de control y otras instalaciones.

Los costos humanos y materiales han sido elevados, puesto que en esta confrontación murieron no menos de 100 mil soldados sirios y más de un centenar de militares rusos, entre ellos oficiales, además de pérdidas materiales que, hasta la fecha, se valoran en aproximadamente unos 450 mil millones de dólares.

Para el presidente Al Assad, ‘ los principios rusos han sido claros durante esta guerra y se basan en el derecho internacional, la soberanía nacional y la integridad territorial de Siria.’

Fuente: Prensa Latina

Check Also

La Asamblea del Pueblo debate la actuación del Ministerio de Información

Damasco, SANA La Asamblea del Pueblo encabezada por Hamouda Sabagh debatió durante su 23ª sesión …