La Agresión de Julio contra el Líbano… un estigma para Israel y una hazaña para la Resistencia Libanesa

Damasco, SANA

A catorce años de la brutal agresión israelí contra el Líbano, el gran coraje de la Resistencia Nacional Libanesa sigue siendo inmortal en la historia como una demostración de reto y firmeza frente a una cruel y prolongada agresión que duró más de un mes, durante la cual más de mil 500 ciudadanos libaneses cayeron mártires y más de un millón fueron desplazados.

Hoy se celebra el decimocuarto aniversario de la agresión lanzada por el ente de ocupación israelí contra el Líbano en julio del 2006, donde los libaneses y el mundo libre celebran esa inmortal victoria lograda por la resistencia nacional que rompió todas las leyendas y mitos sobre las capacidades y la superioridad de Israel.

Las fuerzas agresoras recibieron en aquellos días duras lecciones en la firmeza y la resistencia. La agresión duró 33 días, en los que el ocupante utilizó su brutal maquinaria de guerra para destruir hogares, instituciones, instalaciones e infraestructuras públicas y privadas a lo largo del territorio libanés, pero la resistencia nacional libanesa y su pueblo se impusieron y derrotaron la agresión finalmente gracias a su tenacidad.

La agresión fue cometida bajo el pretexto de venganza por una operación llamada “la verdadera promesa” llevada a cabo por la Resistencia Nacional Libanesa el 12 de julio, que mató a ocho soldados israelíes y capturó a otros dos.

La resistencia libanesa, en respuesta a los bombardeos bárbaros israelíes, disparó miles de cohetes que alcanzaron la profundidad de los territorios ocupados y provocaron pánico entre los colonos y causaron un gran trauma a nivel político y militar.

La Resistencia se enfrentó a las fuerzas de ocupación israelíes en feroces batallas durante las cuales el enemigo perdió decenas de tanques, vehículos y soldados y no logró ninguno de sus objetivos en el Líbano.

Más tarde los documentos revelaron que las fuerzas enemigas israelíes intentaron desde los primeros días alcanzar un alto el fuego porque se sentían indefensas y derrotadas frente a las operaciones cualitativas de la resistencia libanesa.

Los acontecimientos de la agresión de julio de 2006 se repiten de vez en cuando, con la continuación del plan sionista-estadounidense, tanto en el Líbano como en la región en conjunto, y con los repetidos ataques israelíes y la expansiva agenda colonial, y la opción de resistir al enemigo israelí en aquel momento demostró que esta era y seguirá siendo la única alternativa para derrotar a la ocupación.

A. H./ R. Sh./ F. M.

Check Also

Muere una joven por un bombardeo saudí contra Yemen

Saná, SANA Una joven yemení perdió la vida este viernes a consecuencia de un ataque …