Otra vez los Cascos Blancos contra Siria

Damasco, SANA

Por Pedro García Hernández Damasco, 27 ene (Prensa Latina) Otra vez los llamados Cascos Blancos están involucrados en provocaciones destinadas a fabricar falsos ataques químicos en Siria, para acusar al Ejército nacional y Rusia a través de una continuada escalada en las tensiones.

Las denuncias al respecto surgen justo ahora, cuando las fuerzas armadas sirias con el apoyo aéreo propio y de Rusia, luchan por neutralizar a los grupos terroristas en regiones de las provincias de Idleb y Alepo y con éxitos concretos en el terreno de combate.

El Ministerio sirio de Defensa emitió hoy una declaración en la que denuncia los preparativos para esa provocación con el abierto apoyo de Turquía, cuyas tropas ocupan áreas del norte de las provincias de Alepo y Hasaka y mantienen puntos de observación que nunca han logrado detener las violaciones por parte de los extremistas de treguas pactadas.

La tensión continúa incrementándose y está destinada, según precisiones, a evitar el colapso de las organizaciones terroristas encabezadas por la Junta para la Salvación del Levante, otrora Frente Al Nusra, y el denominado Ejército Nacional, integrado por remanentes, entre otros, del que fuera Ejército Libre Sirio, respaldado por Ankara.

Un papel significativo en esos hechos, tienen los Cascos Blancos, fundados en 2014 en Estambul por James Le Mesurier, exintegrante de los servicios de inteligencia británicos y cuya muerte ocurrió el 11 de noviembre del 2019, en el barrio de Tophane, en circunstancias que según la policía turca son extensamente investigadas pero sin más detalles.

Testimonios publicados por la esposa de Le Mesurier, cuyo nombre no fue divulgado. señalaron que se enteró de su muerte por los vecinos cuando efectivos policiales la despertaron y le anunciaron que este falleció cuando se cayó del balcón, hecho confirmado poco después en un mensaje en Twitter por directivos de los Cascos Blancos.

Los reportes precisaron que Le Mesurier sufría un fuerte estrés, tomaba drogas sicotrópicas y en el momento de su muerte estaba bajo la influencia de sedantes y no por casualidad las noticias en ese sentido tuvieron inmediata repercusión en medios como la emisora isrtaelí KAN y el diario turco Sabah.

De igual forma todos los elementos están ligados con la organización humanitaria Mayday Rescue, en estrecha coordinación y operaciones con los Cascos Blancos, dirigidas en su momento por Le Mesurier, financiadas y apoyadas por la Usaid, Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

También auspiciadas por ‘expertos’ de Europa Occidental en campos de entrenamiento en Jordania y Turquía.

Los detalles en ese sentido fueron ampliamente informados a fines del 2019 en un reportaje de 37 minutos de la ANNA News, una agencia de Abjasia y que demuestran en documentos y declaraciones, los vínculos de la embajada del Reino Unido en la capital jordana con integrantes y directivos de Mayday y los Cascos Blancos.

Por lo tanto, las supuesta imparcialidad de esas organizaciones queda al desnudo, así como sus acciones en las provocaciones de ataque químico en los territorios sirios de Duma, Gutta y Jain Sheikun.

Los pobladores de esas localidades, como en los anteriores casos, denunciaron las mentiras y manipulaciones ampliamente sobredimensionados desde los grandes medios de comunicación de Occidente y de algunos países árabes.

Nada queda oculto entre el cielo y la tierra, aún cuando el barraje mediático contra Siria se incremente día a día y el objetivo sea destruir a una nación de larga historia, de tradiciones seculares y convivencia de múltiples bases confesionales y sociales.

Por Pedro García Hernández

Fuente: Prensa Latina

Check Also

Pretextos y mentiras contra Siria

Damasco, SANA Pongamos las cosas en su lugar: Siria es un país independiente y soberano, …