Ucrania, Rusia y la politización en Consejo de Seguridad de ONU

Damasco, 5 abr (SANA) Reino Unido negó a Rusia su solicitud de una sesión hoy en el Consejo de Seguridad de ONU para analizar la situación en Bucha, mientras continúan denuncias de Moscú por la politización de asuntos humanitarios en Ucrania.

Pese a la negativa británica, la representación rusa ante Naciones Unidas siguió insistiendo en este tema y en el más reciente borrador de la agenda de trabajo del Consejo ya se incluye para mañana la reunión solicitada por Moscú y otra, por Kiev.

Reino Unido, quien este mes ostenta la presidencia rotatoria del órgano de 15 miembros encargado de velar por la seguridad internacional, junto a otras potencias occidentales, señala a Rusia como principal responsable del conflicto ucraniano.

Mientras que altos cargos rusos, como el canciller Serguéi Lavrov, cuestionaron en reiteradas ocasiones el sesgo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas al analizar el conflicto en Ucrania, al ignorar los años de agresiones de Kiev en la región del Donbass.

Además, destaca el jefe de la diplomacia rusa, hay una continua politización de los temas humanitarios.

La embajadora de Reino Unido ante la ONU, Barbara Woodward, anunció este lunes que mañana se abordarán las «pruebas de crímenes de guerra» en Ucrania, incluidos los de la localidad de Bucha, ubicada en las afueras de Kiev.

En su cuenta oficial en Twitter, la diplomática se refirió a las imágenes difundidas este fin de semana que muestran «cadáveres de personas maniatadas con heridas de bala» en esa urbe.

Por su parte, Lavrov apuntó que «conociendo la diplomacia británica, querrán disolver esta falsificación de la ciudad de Bucha con argumentos demagógicos sobre la naturaleza de la crisis ucraniana».

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, informó que presentarán en una rueda de prensa en Nueva York material detallado sobre la verdadera naturaleza de lo sucedido en Bucha.

Para el máximo representante de Naciones Unidas, António Guterres, urge una investigación independiente sobre lo acontecido en Bucha, y la Misión de Observación de los Derechos Humanos anunció que visitará esa urbe lo antes posible.

Este lunes, el secretario general de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Martin Griffiths, solicitó que se establezca una pausa humanitaria en toda Ucrania.

Griffiths conversó en Moscú con el canciller ruso, quien explicó al visitante que su país considera los hechos en Bucha como una provocación que amenaza de forma directa la paz y la seguridad internacionales.

De acuerdo con Lavrov, la situación en esa ciudad es una puesta en escena que Occidente y Ucrania difunden en las redes sociales, a la vez que constituye una provocación.

La noche del pasado sábado, fueron difundidas varias imágenes de cuerpos tendidos en las calles de esa ciudad, algunos con las manos atadas.

El Ministerio de Defensa de Rusia denunció que se trata de una «escenificación» creada para los medios de comunicación occidentales.

La prensa y autoridades de los países occidentales, por su parte, vuelven a apuntar con el dedo acusador a Moscú y hablan de crímenes de guerra contra la población civil ucraniana.

Fuente: Prensa Latina

Check Also

Fuerzas rusas toman el control de la ciudad de Lisichansk

Moscú, 02 jul (SANA) El presidente de la República Rusa de Chechenia, Ramzán Kadírov, anunció …