Rosa de Damasco, embajadora de paz y amor de Siria al mundo

Damasco, SANA

Damasco, una de las ciudades más antiguas del mundo, cuyas callejuelas, montañas e incluso casas, pudieron vencer los invasores, mientras sus flores desprenden paz y amor en vez del odio y la crueldad que intentaban imponer y sembrar los patrocinadores del terrorismo

Flor milenaria conocida por su fragancia

Entre las rosas, por las que Damasco es famosa, está la Rosa Damascena, una flor milenaria conocida por su fragancia y sus usos terapéuticas, la cual fue considerada la embajadora de Siria al mundo.

La poetisa griega Safo la llamó la Reina de las Flores, y el historiador griego Homero la mencionó en La Ilíada y la Odisea; y cuando el poeta inglés Shakespeare quiso describir la belleza en su máxima expresión, dijo en uno de los textos de sus obras teatrales: “Hermosa como la bella Rosa de Damasco”. En cuanto al mundo árabe, el gran poeta Nizar Qabbani, oriundo de la ciudad Damasco, escribió sobre esta flor en su obra maestra (Poemario Damasceno).

Símbolo de la belleza y el amor

Gracias a su fragancia embriagadora y su forma deslumbrante fue considerada el símbolo de la belleza y amor, y debido a las virtudes terapéuticas, relajantes y desinfectantes fue inscrita en 2019 por La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) dentro de la lista representativa del patrimonio inmaterial de la humanidad.

Una de las leyendas griegas antiguas dice que la Diosa griega de la Belleza, cuando vio el encanto y la belleza de la ciudad de Damasco, se puso celosa, y por eso creó esta rosa para competir con ella en su belleza, y la llamó la Rosa de Damasco.

Los damascenos confirman que se llamó así porque creció por primera vez en la tierra de Damasco.

Al-Mrah, la localidad siria que vive de la osa de Damasco

La localidad de al-Mrah, a unos 60 km al norte de Damasco, es el principal productor de la Rosa de Damasco ya que este pueblo goza de un clima especial caracterizado por inviernos fríos, y es, como dicen los agricultores, uno de los pueblos donde duerme la nieve (es decir, permanece más tiempo en los picos montañosos y tierras altas) y este clima es muy adecuado para cultivar la Rosa de Damasco.

Los agricultores de al-Mrah siembran esta rosa en el periodo comprendido entre los meses de diciembre y marzo, y con la floración en el mes de mayo, salen junto a sus familias a recolectar manualmente las rosas.

Una vez finalizado el proceso de recolección, se recogen los botones y los pétalos de las rosas y se exponen al sol durante varios días para secarlas, y luego se llevan a los perfumistas en los mercados antiguos de Damasco, especialmente el antiguo mercado de Bazourieh.

Agua de Rosa, uno de los productos extraídos  de la Rosa de Damasco

Uno de los productos más importantes de esta rosa es el agua de rosas (Ma Alward, en árabe) y se extrae mediante una máquina llamada “Al-Karakah”, y se extrae a partir de la destilación de pétalos de rosa donde cada mil kilogramos de rosas produce un litro de agua concentrada.

Esas aguas perfumadas de pétalos de rosas son ricas en vitaminas B y E, y se utilizan para suavizar y cuidar la piel.

Un estudio extensivo del año 2011 analizó las pruebas existentes sobre las diferentes propiedades atribuidas a estos productos, entre ellos su alto contenido en vitamina C que es muy necesario para sintetizar el colágeno ya que al ser antioxidante protege nuestra piel frente del envejecimiento.

Esta agua es también ingrediente típico de los postres que las mujeres sirias hacen y la utilizan para aromatizar los dulces y las bebidas.

De la Rosa de Damasco se extrae también el aceite más caro en el mundo, y los chinos lo consideraron más valioso que el oro y más duradero que el petróleo ya que de más de cuatro mil kilogramos de pétalos se extrae un solo litro de este único aceite.

Múltiples beneficios médicos

El científico y médico árabe Avecina fue el primero en descubrir esta valiosa joya ya que a principios del siglo XI afirmó que el aceite esencial de esta flor se utiliza como astringente y tónico cutáneo antiarrugas y antienvejecimiento sobre todo para pieles maduras y secas porque ayuda a sintetizar el Colágeno, protegiendo la piel antioxidante.

En cuanto a los pétalos secos de la Rosa Damascena, se consideran el mejor remedio natural en casos de resfriado, gripe, dolor de garganta y faringe.

Equipo de traductores y redactores de SANA en español

Check Also

Canciller al-Mekdad recibió a Alto Comisionado de la ONU para Refugiados

Damasco, 17 oct (SANA)   El ministro de Exteriores y Expatriados, Faisal al-Miqdad, recibió hoy al …