Pruebas irrefutables demuestran involucramiento de EEUU en armar y formar a terroristas para perpetrar ataques en Siria

Damasco, SANA

La Fiscalía Militar de Siria reiteró que la ocupación de extensas partes del territorio sirio por parte de Estados Unidos y el establecimiento de bases militares y aeropuertos constituye una agresión militar en virtud de la Ley Internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

“EE.UU cruzó militarmente las fronteras de la República Árabe Siria, que es miembro original y fundador de las Naciones Unidas, y ocupó grandes partes de su territorio y estableció bases y aeropuertos militares, lo cual constituye, según la Ley Internacional, una agresión y ocupación militar”, dijo la Fiscalía en un comunicado difundido por la televisión estatal.

Denunció que EE.UU no recibió la aprobación del gobierno sirio y no fue autorizado por el Consejo de Seguridad, ni se encuentra en un estado de legítima defensa contra el Estado sirio, y por lo tanto, se presencia militar viola la Resolución No. 3314 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1974.

Asimismo, destacó que Washington recurrió a la utilización de agentes sobre el terreno, algunos de ellos son sirios que aceptaron su empleo y otros extranjeros enviados de diferentes partes del mundo, y los entrenó, armó y financió para que perpetraran ataques contra militares sirios y rusos, y expertos de países amigos invitados por el Estado sirio a participar en la defensa de su soberanía e independencia frente al feroz ataque en su contra.

La Fiscalía Militar siria fustigó que la presencia ilegal de las fuerzas armadas estadounidenses en Siria es un factor importante de inestabilidad y obstaculiza la solución política a la crisis en el país.

Ratificó que los alegatos de Washington sobre la lucha antiterrorista quedaron al descubierto, y la presencia de sus fuerzas en Siria es para mantener a grupos terroristas como el Daesh y otras formaciones para lograr sus intereses y no los del pueblo sirio, añádale robar las riquezas naturales de Siria de petróleo, gas y trigo en un acto sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

“La Fiscalía Militar como parte integral del sistema judicial penal en Siria documentó profesionalmente los hechos con pruebas resultantes de un proceso de reconocimiento preciso e investigaciones llevadas a cabo por las unidades y órganos de las Fuerzas Armadas sirias en los últimos años”, detalló.

“Demostramos con pruebas concluyentes que EE.UU. selecciona a un gran número de terroristas, algunos de ellos del Daesh, que están detenidos en prisiones de grupos leales a Washington, y los traslada a su base militar en al-Tanf y otros sitios donde reciben entrenamiento militar intensivo que generalmente dura tres semanas bajo supervisión de instructores estadounidenses para capacitarles a perpetrar ataques subversivos y terroristas y utilizar equipos y medios modernos de reconocimiento”, indicó.

Añadió que las declaraciones de algunos de estos terroristas y sus cabecillas confirmaron que participaron, a cambio de dinero, en ataques directos y asesinatos contra oficiales y soldados sirios y rusos.

“La fiscalía militar todavía está investigando los hechos para determinar hasta qué punto los servicios especiales estadounidenses están directamente involucrados en la gestión de tales ataques sobre el terreno”, dijo.

El comunicado de la Fiscalía Militar incluyó una serie de fotografías que muestran a varios terroristas junto con un entrenador estadounidense entrenándolos al uso de misiles estadounidense TOW y al uso de morteros calibre 82mm.

También se presentaron imágenes de una patrulla conjunta llevada a cabo por terroristas junto a soldados estadounidenses en al-Tanf en la frontera sirio-jordana, así como ejercicios nocturnos entre terroristas y fuerzas estadounidenses sobre el uso de prismáticos nocturnos y vehículos de reconocimiento modernos.

Se ofrecieron, además, confesiones de algunos cabecillas y terroristas que reconocieron haber recibido entrenamiento de las fuerzas estadounidenses.

“Lo presentado es solo la punta del iceberg y que ahora tenemos pruebas concluyentes de crímenes de terroristas de grupos armados extremistas que recibían apoyo de EE.UU., lo que nos permite acusar directamente a EE.UU. por su papel en la preparación e implementación de operaciones terroristas en el territorio de un Estado soberano y miembro de las Naciones Unidas”, concluyó.

ah/fm

Check Also

Nuevo plan sionista para construir 3.144 unidades de vivienda en Cisjordania

Jerusalén ocupada, 22 oct (SANA) Las autoridades de ocupación israelíes anunciaron un nuevo plan de …