Garantes del proceso de Astaná rechazan imposición de cualquier nueva realidad en Siria bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo

Moscú, SANA

Los líderes de los países garantes del Proceso de Astaná sobre Siria (Rusia, Irán, Turquía) reiteraron su compromiso con respetar la integridad territorial de Siria y continuar la lucha hasta erradicar el terrorismo por completo de esta nación.

La declaración final de la cumbre tripartida celebrada este miércoles por videoconferencia entre los presidentes, Vladimir Putin, Hasan Rohani, el jefe del régimen turco, Reccep Tayyib Erdogan, ratificó el firme apego de los tres países garantes a la soberanía de Siria y su repudio a cualquier intento para imponer una nueva realidad en este país bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo.

Expresaron su rechazo a cualquier plan separatista que pueda menoscabar la integridad territorial del país árabe.

Los países garantes resaltaron la necesidad de cumplir con todos los acuerdos alcanzados respecto a la zona de distensión en Idleb, así como abordaron la situación en el noreste de Siria y recalcaron que la restauración de la seguridad en esta región se alcanza solo a base del respeto a la soberanía y unidad del país.

La declaración expresó el rotundo repudio al saqueo de los recursos petroleros sirios, y descartó la solución militar en Siria.

Enfatizó que el arreglo es puro político y dirigido por los propios sirios bajo el paragua de las Naciones Unidas.

Los tres mandatarios manifestaron su determinación a seguir cooperando en materia de erradicar las organizaciones terroristas Daesh y el Frente de al-Nousra, y todos los grupos afiliados a los mismos.

Denunciaron las medidas coercitivas unilaterales, especialmente durante los tiempos de propagación de la pandemia del Covid-19, y destacaron en este sentido, la necesidad de garantizar el acceso de la asistencia humanitaria a todas las zonas sirias y aumentar el volumen de las ayudas prestadas por la ONU a los sirios sin politización o precondiciones.

Hicieron hincapié en seguir trabajando para facilitar el regreso de los desplazados internos y los refugiados sirios a sus hogares, y alentar la comunidad internacional a participar en la reconstrucción de la infraestructura de Siria y los operativos de desminado en la misma.

Condenan la declaración de Washington sobre el Golán sirio ocupado y la consideraron como una amenaza para la seguridad y paz regionales.

También, afirmaron que las agresiones israelíes contra Siria violan su soberanía y aumentan la tensión en la región.

Acordaron celebrar la próxima cumbre de Astaná en Teherán cuando se presenten las condiciones propicias.

L.A./F.M.

Check Also

Nueva campaña de arrestos y asaltos israelíes en Jerusalén ocupada y Belén

Jerusalén ocupada , SANA Las fuerzas de ocupación israelíes intensificaron su agresión contra el pueblo …