Siria denuncia ante la ONU al ocupante turco y sus mercenarios por usar el agua como arma de guerra en Hasakeh

Damasco, SANA

El Ministerio de Exteriores y Expatriados afirmó hoy que las fuerzas de ocupación turcas y sus mercenarios terroristas prosiguen sus prácticas criminales contra los civiles que residen en la ciudad de Hasakeh y otras localidades circundantes, donde cortan por tercer día consecutivo el agua potable a la población civil.

“El régimen turco procedió de forma intencional y sistemática a interrumpir el bombeo de agua potable, privando a 600 mil ciudadanos sirios, la mayoría de ellos son niños y mujeres, del agua potable”, explicó Cancillería en dos misivas dirigidas al Secretario General de las Naciones Unidas y al presidente del Consejo de Seguridad.
Recordó que la planta de Alouk es la única fuente de agua potable para los residentes del capital provincial y otros complejos residenciales.

En sus dos cartas, Cancillería exhortó al Secretario General de las Naciones Unidas y al presidente del Consejo de Seguridad, condenar los crímenes del régimen turco y obligarlo a detener sus violaciones al Derecho Internacional, a la ley internacional humanitario y a la carta de la ONU, así como poner fin a su ocupación de territorios sirios y el apoyo a las organizaciones terroristas.

También exigió a todas las organizaciones internacionales concernientes para tomar medidas inmediatas para garantizar el bombeo de agua potable desde la planta Alouk.

Y.K.-F.M.

Check Also

Combates entre grupos terroristas proturcos causan la muerte de cinco civiles

Hasakeh, SANA Cinco civiles, entre ellos un niño y una mujer, murieron en los combates …