Estados Unidos: Disculpa e indemnización?

Damasco, SANA

Estados Unidos no se acostumbró a disculparse por un delito que cometió, o a pagar una indemnización a las víctimas de una guerra que desató fuera del marco del Derecho Internacional a pesar de su largo historial de crímenes de guerra, porque que la ley internacional exige no sóloexige tales requisitos sino un juicio a los funcionarios de las administraciones, incluidos los presidentes quienes quiera que sean.

Hace poco, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró a petición del delegado ruso, una audiencia sobre la investigación realizada por el equipo de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) en el supuesto ataque químico en la ciudad siria de Duma el 7 de abril de 2018.

La sesión era para revelar y desmantelar la manipulación al que fue sometido el informe final de la OPAQ, y excluir la opinión de expertos que estuvieron presentes en el lugar del presunto ataque.

No era nada extraño que los países occidentales en el Consejo de Seguridad, encabezados por Estados Unidos, siguieran relatando la misma historia a pesar de que se demostró su falsedad y manipulación, pero lo sorprendente y reprobable es que ellos insisten en que se enjuicie a los involucrados en el supuesto ataque que nunca se produjo, según confirman los expertos de la OPAQ.

Washington está muy consciente que retractarse de sus alegaciones tendrá efecto contrario que les afecte ya toda alianza de países que involucrados en la embestida contra Siria y tendrá repercusiones importantes negativas, así como constituirá una verdad demostrada en beneficio de Siria y quienes la apoyan, por lo cual se espera que Washington continúe con su arrogancia, e incluso intensifique mentiras y alegaciones.

Pese al testimonio del experto de la OPAQ, Ian Anderson, especialista en balística, y que subrayó que el informe de la organización sale del entendimiento común de los inspectores desplegados tras el supuesto ataque en Duma, y que los especialistas estaban convencidos de que no hubo ningún ataque químico. Sin embargo, las intervenciones de los representantes de los países occidentales, en particular Estados Unidos, Francia y el Ruino Unido, mantuvieron el mismo lenguaje de hablar sobre la ley y los derechos humanos que ellos mismos violan todos los días.

Los documentos y testimonios filtrados de los investigadores y expertos de la OPAQ no tienen valor ninguno en la época de la hegemonía estadounidense, mientras testimonios de testigos detrás de las fronteras y una imagen prefabricada en las redes sociales es más creíble para los impostores y tiranos de nuestra era.

Pero lo positivo hoy en día es que la situación global está cambiando, y el poder estadounidense se está erosionando a pesar de tener aún una influencia global, y debe llegar un día en el que Estados Unidos y la OPAQ se vean obligados a reconocer su crimen contra Siria y su pueblo, y entonces la disculpa no será suficiente y tampoco el pago de indemnizaciones por el daño y el dolor causados, pero los responsables deben ser juzgados en el mismo tribunal en el que ahora reclaman para enjuiciar a la agente aprovechándose de la supremacía y hegemonía y el poder de la ley de la selva.

Por Abdullrahim Ahmad 

Fuente: Diario Thawra  

Check Also

EEUU sigue inflando al terrorismo en Siria para presionar a Damasco

Damasco, SANA EEUU busca conservar un foco de resistencia terrorista a Damasco en la provincia …